afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 17 de 45
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.
Últimos temas
» Aqui Lancer!!
Jue Oct 15, 2015 3:11 pm por Iskandar

» Solicitud De Casting Lancer
Jue Oct 15, 2015 5:17 am por Emiya Shirou

» Iskandar, the Great
Jue Oct 15, 2015 5:16 am por Emiya Shirou

» El Conquistador
Jue Oct 15, 2015 4:20 am por Emiya Shirou

» Ratbag Punce {Confirmación de Afiliación}
Dom Sep 06, 2015 5:12 pm por Invitado

» Afiliacion elite - Eien Shado Gashinai
Dom Sep 06, 2015 2:45 pm por Invitado

» O. W. -la guerra comienza-normal
Vie Sep 04, 2015 1:31 am por Invitado

» Over World Crossland
Miér Sep 02, 2015 10:28 pm por Invitado

» One Piece Ascension {Afiliación Normal - Confirmación}
Sáb Ago 29, 2015 4:53 pm por Invitado


Saladino el caballero Sultán

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Saladino el caballero Sultán

Mensaje por Saladino el Mar Ago 11, 2015 5:11 am


SALADINO
Edad aparente
27
Clase
Saber
Otras posibles clases
Rider
Origen de la leyenda
Las Cruzadas
Nombre del Físico
Dante / Devil may cry

Psicología
Saladino nació y creció en una época donde el honor, la familia y el deber lo eran todo, por lo que no es de sorprender que aquello se arraigara mucho a su estilo de vida. Un hombre justo y noble, con estrictos códigos de conducta al actuar, a pesar de poseer un temperamento fuerte y a veces violento, pues fue criado para dirigir un gobierno. Un hombre sumamente culto, que sabe las necesidades y exigencias de otros, Saladino es un rey y la perfecta representación de la caballería medieval, siendo respetado incluso por sus homónimos europeos.

A pesar de ser un hombre temperamental, el monarca se rige por una norma esencial: “Toda vida posee el mismo valor, sin importar si se es un rey o un pordiosero” lo que le implemento la fama de ser un hombre noble, pues durante su gobierno, perdono la vida de los cristianos luego de la toma de Jerusalén. Por otro lado, Saladino también representa una cara opuesta de la moneda, un hombre que cumple con un régimen de honor, el fallar no es una opción, y la traición se paga con la muerte.

Como guerrero cumple con la romántica norma de los caballeros medievales: Justo, franco, digno e ilustre, un digno adversario que siempre atacará de frente. Habilidoso estratega, durante la tercera cruzada, demostró su valor como dirigente de sus ejércitos al tomar Jerusalén cuando esta estaba bajo el control de Balduino V

Cabe destacar de igual manera su agudo instinto de convencimiento, Saladino es un encantador por naturaleza, no por nada mantuvo bajo su poder tierras que iban desde Egipto hasta Siria, de Libia a Mesopotamia, y tuvo bajo su poder a tierra santa, siendo el Sultan más popular en la historia, admirado y respetado por sus enemigos, alabado por sus súbditos.

Descripción Física
Hay que destacar que el principal punto característico del sultán, es su abundante cabellera blanca y lacia, agregado a los intensos ojos azules que le dan una mirada digna e imponente, algo que no es común en las razas árabes, pero se cree esto fue heredado de su madre que se presume era de ascendencia europea. Por otra parte tenemos a un hombre atlético, con 1.85 de estatura, lo que lo hace de una complexión adecuada para el combate tanto en tierra como a caballo.

Piel tostada, lo que inmediatamente lo caracteriza como un hombre de tierras áridas.

Su vestimenta es bastante rudimentaria, pantalones negros y amplios que le ayudan a tener mejor libertad en combate, botas de cuero y camisa negra que se abre hasta la mitad de su pectoral. Además de esto una gabardina roja muy característica de él con la finalidad de que al ser herido, su sangre no se vea, y de esta manera provocar un mayor impacto en el adversario.

Carga siempre con la espada en su espalda, por lo que lleva arneses que amarran la vaina, lo que le da un toque más moderno a su apariencia.

Stats, Noble Phantasm y Equipo
En este punto se deben colocar los atributos básicos de su Servant. Para saber como funciona cada uno de los stats deben revisar esta página: Sistema de Puntos y Sistema de Batalla y stats
Cabe destacar que los Servants Canon mantienen sus stats intactos, mientras que los servants no canon parten con un base de 270 puntos de stats + un bonus en puntos por Antigüedad de la leyenda (entre más antigua más puntos), Divinidad (entre más cercano a un dios mayor sera este bonus) y Fama (entre más famosa sea su leyenda mayor el bonus) cada bonus otorga un máximo de 100 puntos de stats extras y un minimo de 20, por lo que dependiendo de la leyenda fácilmente un no canon puede alcanzar a un canon poderoso.

Noble Phantasm: El arma definitiva de cada servant, y el maximo representante de su leyenda la info de como se clasifican esta aquí Guia 1 - ¿que son los Noble Phantasm y como se clasifican?

Equipo: Los Servant suelen traer útiles y herramientas consigo aunque no sean propiamente Noble Phantasm, como armas, escudos, armaduras, libros, etc. Deben detallar todo lo que posea o no podrán usarlas en rol.

Stats
Fuerza: -
Resistencia: -
Agilidad: -
Energía Mágica: -
Suerte: -
Noble Phantasm: -

Skill de Clase y Skills Personales

Habilidades Personales: Cada Servant tiene ciertas habilidades obtenidas durante su vida que sobresaltan en la historia del Espíritu Heroico y que lo hacen fuerte contra sus enemigo.
Los Servants canon mantienen sus Skills personales y de Clase, mientras que los no canon parten con 22000 puntos de skill para obtener 4 habilidades personales y 2 de clase o para el uso que deseen darles Costes de skills
Nota: deberán tener una skill de clase si o si estas partirán en rango C en caso de los No canon.
Habilidades de clase: Los Servant suelen ser invocados con una o más habilidades de clase. Por ejemplo, todos los Servant de las clases caballero poseen resistencia mágica además de alguna habilidad propia. Detallar con que habilidades de Clase son invocados.

Datos extras
Si creen que les ha quedado algo de información por detallar y esta no encaja en ninguno de los puntos anteriores, este es el lugar para ponerla.

Historia
Nació en Tirkrit actualmente Irak en 1138, hijo del gobernador Ayyub, de origen Kurdo y originario de Dvin, en la Armenia medieval, como muchos Kurdos, su familia pertenecía a las órdenes de soldados que servían a los gobernantes Sirios y Mesopotamicos.

La información sobre su infancia personal es escasa. Saladino escribió "los niños son criados en la forma en que lo fueron sus mayores".Saladino podía contestar preguntas sobre Euclides, el Almagesto, aritmética, derecho y otras materias académicas de su tiempo, pero se trata de un ideal y fue el estudio del Corán y la teología lo que lo acercaban más a sus contemporáneos. Muchas fuentes afirman que sus estudios fueron más próximos a la ley islámica y el corán, propios de un cadí, que propicios a la milicia. Se cree que la toma de Jerusalén por los cruzados en la Primera Cruzada, gran suceso social de la época, le pudo influir moralmente. También se le reputa un gran conocimiento en genealogías, biografías e historias de los árabes, así como de los linajes de caballos árabes. Saladino sabía el Hamasah de Abu Tammam de memoria.

La juventud de Saladino transcurrió durante la segunda cruzada, durante la que Zengi fue reconocido como un líder musulmán que trató de expulsar a los cruzados de Oriente, probablemente lo que inspiro a Saladino para comenzar su carrera militar.

Se cree que entre los 20 y 23 años, Saladino asistió a las campañas realizadas en Egipto, bajo el mando Shirku regresaron a Alejandría, siendo recibidos entre ovaciones y plegarias del pueblo. Shirkuh toma el trono egipcio y premia a Saladino con un cargo importante en su gobierno, no paso mucho tiempo antes de que Shirku enfermara, y muriera en marzo, nombrando a Saladino su sucesor. Este hecho provoco que Saladino cambiara su forma de vida, abandonando el alcohol y volviéndose más religioso, teniendo ahora más poder que nunca en toda su vida. Como gobernante enfrento un estado inestable, agregando que era un regente extranjero, los retos eran más grandes de lo pensado.

Entre tropezones y enfrentamientos contra el imperio bizantino, además de las conspiraciones internas, Saladino logró estabilizar su gobierno, y con una posición segura manda a llamar a su familia para otorgarles puestos políticos que lo ayudaran a lograr un solo cometido: Expulsar a los cruzados de oriente, lo que le ayudó a ganar aun más popularidad entre la comunidad islámica.

Entre los 25 y 27 años, Saladino se abre paso entre campañas para expandir su territorio en búsqueda de arrebatar Jerusalén a los cruzados, lo que lo llevo a tomar Yemen y el puerto de Aden, además de las zonas circundantes al mar rojo, dándole un poder militar aun más grande. Con su poder expendiéndose Nur al-Din se prepara para enfrentarlo pero es rezagado rápidamente por el poder del Sultan, finalmente un 15 de Mayo, Nur al-Din muere, dejando el trono Sirio a su hijo de once años, quien se rindió ante Saladino.

Tras algunos percances con variados generales del fallecido rey, Saladino finalmente entra a la gran ciudad de Damasco donde fue vitoreado y homenajeado como un libertador.
A su regreso a Egipto, comienza con las reparaciones de las murallas y el abastecimiento de la ciudad, todo esto para evitar las invasiones Moras. Es durante su regreso que los cruzados intentan tomar la ciudad de Damasco, siendo de esta manera que Saladino tomara la tregua como algo sin valor, y enlistándose para sitiar Halim, al norte de Alepo. Tras algunas negociaciones, Saladino permitió al rey Balduino entrar a Áscalon, todo esto con el objetivo de concretar un pacto de no agresión. Es entonces que Saladino se ve sorprendido por los cruzados que lo habían traicionado, y sin poder hacer nada, se ve obligado a retirarse con sus hombres a Egipto.

Sin desanimarse por la derrota, nuevamente se organiza para retomar Damasco, y luchar otra vez contra los Cruzados. En la primavera acamparon bajo los muros y se dio inicio a una batalla que ganó, recuperando la ciudad y teniendo ante él los traidores que rompieron el pacto de no agresión, ante esto, Saladino ordenó que fueran decapitados, el Sultán condenaba rotundamente la traición. Finalmente pasó el resto de ese año en Siria para luchar contra sus enemigos.

Balduino comenzó una avanzada contra Saladino en un paso a traves del río Jordan. Saladino ofreció 100.000 piezas de oro a Balduino a cambio de abandonar el proyecto, particularmente ofensivo por ser un lugar santo para los musulmanes, pero no hubo trato. Así resolvió destruir la fortaleza y movió sus cuarteles a Banias. Como los cruzados se apresuraron a atacar sus fuerzas, perdieron la formación. Tras un éxito inicial, persiguieron al enemigo hasta perder cualquier orden y fueron arrollados por las tropas de Saladino.

Poco tiempo después Balduino envió una carta al sultán proponiendole la paz, lo que Saladino aceptó.

Al año siguiente, Saladino gana aun más fama al tomar Babilonia bajo su mandato, conquistando ciudades y ganándose el respeto de sus enemigos debido al código de honor que Saladino manejaba al dejarles ir con vida, a cambio de un pequeño tributo. En el medio de estas conquistas, se le informa que los cruzados saquean y destruían algunas aldeas de las comarcas de Damasco, Saladino ordena que se les deje en paz, pues mientras ellos destruyen él toma ciudades y se hace más fuerte.

Con Egipto, Siria y Babilonia asegurados, Saladino se dispone a cruzar el río Jordan e iniciar la toma de Jerusalén, pero cae enfermo y se ve obligado a firmar un tratado de paz con las pequeñas ciudades que había tomado durante su marcha, dejándoles su independencia. Cuando se recupera, Saladino reinicia los planes.

Jerusalén se encontraba ahora bajo el mando de Guido, rey consorte, que se prepara para luchar con la ayuda de Raimundo III, pretendiendo detener a Saladino en el principado de Galilea. La lucha se llevó a cabo siendo derrotados por Saladino, finalmente Saladino tomó Jerusalén, destruyendo rotundamente las fuerzas enemigas. Tras algunas resistencias de algunos caballeros de la orden cristiana, Saladino les toma como rehenes, y contrario a todo pronóstico, Saladino les da un buen trato.

Los prisioneros ilustres fueron bien tratados, de hecho se cuenta la anécdota de como Saladino ofreció una copa de nieve al rey de Jerusalén, sediento por la travesía en el desierto. La única excepción fue Reinaldo que fue ejecutado por el mismo Saladino, según se cuenta, cuando trató de coger la copa que había dado a Guido de Lusignan como muestra de hospitalidad, ya que Saladino había prometido matarlo con sus propias manos por la crueldad que había mostrado en contra, incluso, de civiles indefensos y a pesar de la tregua pactada. La costumbre en la región era dar merced al enemigo una vez se hubiera comido y bebido con él y Saladino no quería que la hospitalidad que ofrecía al rey se extendiera a Reinaldo.

No es el deseo de reyes matar reyes, pero ese hombre había trasgredido todas las fronteras, y por eso le traté así

Saladino ocupó el norte del Reino de Jerusalén, conquistando Galilea y Samaria sin demasiada dificultad aprovechándose tanto de la falta de un ejército cristiano con casi todas las fuerzas militares cristianas eliminadas o capturadas en Hattin y la confusión y falta de un mando organizado con el rey, los principales gobernantes y los maestres de las órdenes religiosas prisioneros. Tiberíades, capital del principado de la mujer de Raimundo de Trípoli fue finalmente asediada y tomada. Saladino marchó contra la costa, reduciendo la defensa de Acre y tomando el próspero puerto costero. La vecina Arsuf cayó junto con ella. Nazaret, Séforis, Cesarea, Haifa fueron tomadas una tras otra. La llegada de la flota de Egipto, que barrió la armada cruzada, redujo aún más las posibilidades de una defensa exitosa por parte cristiana.

Una vez en posesión de la ciudad entregó los lugares sagrados cristianos a sacerdotes ortodoxos. Aunque convirtió las iglesias en mezquitas, Saladino tomó medidas para evitar que sus soldados exaltaran los ánimos cristianos. Balián y el patriarca Heraclio pagaron la compra de casi diez mil pobres y muchos que no pudieron pagar el impuesto para salir de Jerusalén aún tuvieron una relativa suerte: el hermano de Saladino, Saif ed-Din (Al-Adil), pagó por un buen número de ellos, como limosna a Alá por la victoria. No fue el único, siendo seguido por varios miembros de la corte. El mismo Saladino, en un acto de generosidad, perdonó a todos los ancianos de la ciudad. Finalmente Saladino pudo entrar en la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar sagrado para los musulmanes después de La Meca y Medina

Las consecuencias de la caída de Jerusalén no se hicieron esperar: el papa Urbano III convocó una nueva cruzada, la tercera, a la que acudieron los principales reyes cristianos. Se organizaron dos expediciones cristianas a esta llamada.

La primera de ellas, liderada por el emperador del Sacro Imperio, Federico I Barbarroja atravesó a pie los Balcanes y Anatolia, donde, para suerte de los musulmanes, murió ahogado al cruzar un río. Sin él, su ejército se disgregó, desapareciendo providencialmente la mayor amenaza para Saladino.

La otra, liderada por Felipe Augusto de Francia, Ricardo Corazón de León de Inglaterra y el duque Leopoldo de Austria, marchó por mar. Tras desembarcar en marzo, pusieron sitio a San Juan de Acre, que Saladino trató de socorrer. Sin embargo no logró romper el sitio, recobrando los cristianos la ciudad. Afortunadamente para Saladino, los cruzados pronto discutirían entre sí. El rey de Francia abandonó la cruzada después de que el orgulloso Ricardo se quedara con el mejor palacio y no lo tratara como igual, y el duque de Austria tras ver ofendido su estandarte por Ricardo, que lo arrojó de un baluarte.

Saladino emprendió entonces una intensa actividad diplomática para liberar a los cautivos que habían hecho los cristianos. Sin embargo, cuando tras arduas negociaciones se había llegado a un acuerdo, Ricardo los hizo ejecutar ante las continuas postergaciones del pago por Saladino. En dicho acuerdo habían establecido que Saladino entregaría la Vera Cruz a cambio de los 3000 musulmanes que Ricardo mantenía en una celda como rehenes pero ante el incumplimiento de Saladino Ricardo creyó un gasto innecesario mantener a esos prisioneros. El acto fue un golpe para el prestigio de Saladino, que no pudo salvar a los que habían resistido en la ciudad.

Ricardo se distinguió a lo largo de ese año en combate, venciendo en Arsuf a Saladino y recobrando algunas posiciones en la costa (como Jaffa). Hubo contactos, aunque probablemente se tratara de un engaño de Ricardo, para concertar la boda de Saif ed-Din, el hermano de Saladino, con la hermana de Ricardo, que recibirían Jerusalén con la obligación de proteger a los peregrinos de todos los credos, pero fracasaron cuando la hermana de Ricardo se negó a casarse con un musulmán.

Saladino y Ricardo enfermaron, recuperándose ambos. Por fin, cuando el rey de Inglaterra oyó noticias de la turbulenta situación de su país, no tuvo más remedio que aceptar la paz y tres años de tregua, que, aunque no les devolvía Jerusalén a los cristianos, les aseguraba la costa entre Tiro y Jaffa.

Saladino murió en 1193 en Damasco y fue enterrado en un mausoleo en el exterior de la Mezquita Omeya de Damasco. El emperador alemán Guillermo II donó un sarcófago en mármol, en el que sin embargo no descansa su cuerpo. En su tumba se exhiben el original, de madera, en el que está el cuerpo, y el de mármol, vacío.


En Europa, los cruzados que regresaron a sus hogares trajeron consigo numerosas leyendas y anécdotas con Saladino como protagonista. Con ellas se difundió por el mundo cristiano la figura del Sultán Saladino.

De Saladino la tradición cristiana se quedó con su cortesía, sabiduría y caballerosidad, apareciendo en numerosos relatos como un gran señor que trataba con honor a sus cautivos. Se trata de algo inexacto para los cánones modernos pues los miembros de las órdenes militares que consideraba sus más acérrimos enemigos eran normalmente obligados a escoger entre una conversión forzosa o la muerte, si bien, en la moral de la época, su cumplimiento de las normas sociales de cortesía hacia los cautivos y su respeto a las pactos con el enemigo frente a la violación de treguas continuas por los cruzados ante su falta de un liderazgo sólido le hacían sorprendentemente similar al concepto medieval de caballerosidad, especialmente comparado con los belicosos cruzados, en buena parte aventureros sin nada que perder.

En varias narraciones aparece así como un ejemplo del perfecto caballero medieval, tanto por su honor como por su sabiduría y juicio.

© HARDROCK
avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
1

Imagen Personal :

Fecha de inscripción :
10/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.